Skip to content

Descubre la forma en la cual guardas forestales implementaron un proyecto de conservación que ayuda a salvar la Selva maya

septiembre 18, 2020

Triste, pero cierto, es decir que la estadía del ser humano en la tierra ha causado ciertos desbalances en materia ambiental. A manera de ejemplo podemos ver el caso de la contaminación ambiental en ríos, ciudades, bosques y todo aquello en lo cual se vea inmerso la naturaleza. ¿El culpable? Nosotros mismos. Y quizás uno de los problemas sea nuestra indiferencia y poco compromiso frente a esta situación. No obstante, para tu fortuna y mi fortuna, hoy día aún existen verdaderos profesionales integrales que suman sus esfuerzos para hacer de nuestro mundo un lugar mejor. Por ejemplo, ¿Sabías que existen guardabosques que trabajan preservando un tesoro natural como lo es la Selva Maya? Si quieres conocer esta historia inspiradora, no dejes de leer esto. 

Lo primero que hay que decir es que la Selva Maya es el refugio de muchas de las especies animales y vegetales que se encuentran en peligro de extinción, eso sin contar que allí viven un gran número de comunidades indígenas mayas. Sin embargo, uno de los problemas más graves que aqueja a esta selva es el reemplazo de la agrícola tradicional por la llamada ganadería extensiva y la agricultura tecnificada. Para que lo sepas, la ganadería extensiva consiste en la deforestación de hectáreas completas de árboles, con el fin de que queden los terrenos vacíos para albergar miles de reses que después de cierta etapa serán llevadas a los mataderos y luego servirán para el consumo humano. Por lo tanto, muchas ONG, activistas ambientales, comunidades que allí habitan e incluso guardabosques forestales, buscan alternativas para acabar con esta problemática

Conoce mas en: Bosque Maya

Y es que si hablamos de cercanía geográfica, puede decirse que Guatemala la mayor parte de bosque de la Selva Maya con México y Belice y esto lo sabe muy bien el guardabosques Luis Tamayo, por lo tanto, él busca crear conciencia y fomentar la sostenibilidad en ese territorio. Él desde su profesión se encarga de recorrer todos los bosques determinando cuáles son los árboles que se prestan para la tala y procesamiento. Tienes que saber que esta labor la realizan guardabosques profesionales, entre ellos Luis, los cuales  poseen las habilidades, los conocimientos y el equipo adecuado para llevarla a cabo. Además, debo decirte que los árboles talados son reemplazados por unos más jóvenes y que aquellos que son procesados pueden ser convertidos en carbón, lo cual genera creación de empleo para las comunidades. Además, se trabaja en conjunto un proyecto de redes locales asociadas para detener la deforestación descontrolada, promoviendo trabajo a través del cultivo de la nuez maya. La nuez se recoge, se tuesta y es convertida en batidos o galletas que luego son vendidas al comercio local.

Te preguntarás, ¿qué genera esto? Pues deja que te lo resuma en una sola palabra: conciencia. ¿Por qué? Pues porque iniciativas como la de Luis Tamayo o de diferentes organizaciones muestran que sí es posible vivir en la Selva Maya sin destruirla.

Made for minds:

Vivir en la Selva Maya normalmente significaba talar árboles y cultivar la tierra. Recientemente, un proyecto voluntario de conservación muestra que también es posible vivir de la selva sin destruirla.

Mira también: Conoce las 5 universidades más ecológicas en las cuales puedes iniciar tus estudios

Bitnami