Skip to content

Únete al Comité Internacional de la Cruz Roja y trabaja por las víctimas de la violencia

Julio 5, 2019
Cruz Roja

Hay quienes nacen con vocación de servicio. Personas que, sin importar su condición, siempre están dispuestos a ayudar a los más necesitados y participar en la construcción de un mundo mejor. Esos héroes ocultos, sensibles a las problemáticas del prójimo y conmovidos por el sufrimiento que dejan a su paso las guerras y los diversos conflictos de la humanidad. Ellos, quienes continuamente se enfrentan a la impotencia de no poder hacer más y están a la espera de una gran oportunidad para utilizar todo su potencial de servicio.

Si te sentiste aludido y sentiste que definitivamente tú eres una de estas personas, sin lugar a dudas cumples con el perfil ideal para ser parte del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Allí, tendrás una oportunidad única de ejercer tu profesión y convertirte en héroe de la humanidad. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta admirable organización.

 Conoce más sobre: Cruz Roja Colombiana

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una organización imparcial, neutral e independiente. Fue fundada en 1863 y su sede principal está ubicada en Ginebra, Suiza. El CICR trabaja en todo el mundo, brindando protección y asistencia humanitaria a las víctimas del conflicto armado y diversas situaciones de violencia.

La financiación del CICR proviene principalmente de donaciones voluntarias procedentes de los gobiernos, las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, la Unión Europea, además de otras fuentes públicas y privadas. Para llevar a cabo su misión, el CICR emplea aproximadamente a 16.000 personas en 80 países, lo cual la convierte en una de las organizaciones humanitarias más grandes del mundo.

El compromiso humanitario del CICR comprende una amplia lista de actividades, encaminadas a satisfacer las necesidades de las personas afectadas por conflictos armados y desastres naturales que ocurran en zonas de conflicto. Esta organización tiene la capacidad de despegarse rápidamente y actuar con eficacia para atender a una población, en situaciones de hostilidad que estallan de manera imprevista o en caso de desastres naturales, cuyos efectos suelen incrementarse en zonas afectadas por la guerra.

Así pues, la labor del CICR gira entorno a las siguientes actividades:

  • Acción contra las minas, restos de explosivos de guerra y todo tipo de contaminación por arma.
  • Trabajar en todo lo relacionado con la violencia sexual en medio de situaciones de conflicto armado, para prevenir el delito y ayudar a las víctimas.
  • Proveer agua potable y la preservar un medio ambiente sustentable en zonas de conflicto armado.
  • Servicios en ciencias forenses para dar un tratamiento adecuado a las personas que perecen en la guerra, catástrofes y migraciones.
  • Fomentar el respeto por los derechos para proteger y asistir a las víctimas.
  • Restablecimiento del contacto entre familiares, debido a que la separación es una de las principales consecuencias de la guerra y los desastres.
  • Garantizar el acceso a una asistencia en salud preventiva y curativa básica, de acuerdo con las normas internacionales.
  • Promover la seguridad económica para que las víctimas puedan garantizar su subsistencia y recuperar su independencia económica.
  • Asistencia a los detenidos en relación con el conflicto armado.

cruz-roja

Como puedes ver, son muchos los campos de acción del CICR y es por esta razón, que constantemente busca y contrata profesionales, a los cuales forma y ayuda a desarrollar sus aptitudes. Esto, con el objetivo de contar con suficiente personal calificado para llevar a cabo sus distintas actividades. Si bien, la organización requiere de los servicios de profesionales de diversas áreas de estudio, carreras como Medicina, Enfermería, Psicología y Fisioterapia son algunas de las primeras a tener en cuenta.

Otro punto importante a resaltar sobre el CICR en cuanto a las oportunidades laborales que ofrece, es que se trata de una organización que opera en más de 80 países alrededor del mundo. En el continente americano está presente en Colombia, Venezuela y México, países categorizados por la organización, como lugares de operaciones clave. Aunque también hace presencia en Perú, Bolivia, Argentina, Estados Unidos y Canadá. 

Con relación a lo anterior, vale la pena aclarar que, aunque el CICR y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de cada país (ej. Cruz Roja Colombiana, Cruz Roja Mexicana, Cruz Roja Venezolana, etc.), se rigen bajo los mismo principios y desarrollan actividades en conjunto, son organizaciones diferentes y totalmente independientes. Una de las principales diferencias es que el CICR no contrata voluntarios, mientras que las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de cada país está integrada principalmente por este tipo de personal.

El CICR contrata todo su personal, cumpliendo con las regulaciones laborales de los países donde opera, además de acatar las normas internacionales del trabajo. Así que, si te decides a formar parte de esta organización, no sólo tendrás un trabajo digno con excelentes condiciones labores, sino que, también vas a tener la oportunidad de convertirte en un verdadero héroe para las personas más necesitas. Para ti, que llevas en la sangre la labor humanitaria, nada será más gratificante que participar en actividades como la liberación de secuestrados, la rehabilitación de mutilados de guerra, la re-inserción de personal subversivo, la rehabilitación de niños víctimas de guerra, etc.

Mira también: Sé un ingeniero biotecnólogo y trabaja en el campo de la medicina

Así que, no lo pienses más, únete al CICR y conviértete en la esperanza de todos esos niños, mujeres, desplazados, secuestrados, inmigrantes, refugiados, discapacitados y detenidos, que han sufrido los estragos de la guerra y la inclemencia de la naturaleza ¡El mundo entero te lo agradecerá!

Ambiente natural: víctima desatendida de conflicto armado:

El impacto de los conflictos armados en el entorno natural a menudo se reconoce, pero su escala se subestima en gran medida. Desde 1946 hasta 2010, el conflicto fue el predictor más importante de las disminuciones en ciertas poblaciones de vida silvestre.

Bitnami