Skip to content

Ciencias Actuariales: Una carrera para matemáticos que les apasiona las Finanzas

julio 4, 2019

¿Sabías que cerca del 75% de las nuevas empresas en el mundo fracasan en su segundo año? Pues bien, situaciones como esa se manifiestan a diario en muchas empresas globales, cuando sus directivos no examinan los posibles riesgos financieros, que pudieran poner en jaque la estabilidad y continuidad de una empresa dentro del entorno comercial. Afortunadamente, el programa profesional en Ciencias Actuariales, forma expertos para intervenir anticipadamente antes de generar un cierre definitivo.

El estúdio de las Ciencias Actuariales sugiere el empleo de las áreas matemáticas, estadística, economía y negocios, teniendo en cuenta que su principal propósito es el de predecir y evaluar matemáticamente la contingencia de riesgos, en industrias aseguradoras y financieras, en su mayoría. El profesional actuario, entra a ejercer una versión contable de los posibles resultados para mitigar las pérdidas que estos pudieran generar a futuro, no obstante, este experto empezará a gestionar con antelación el capital activo y pasivo, realizar valoraciones ligadas a su tiempo de permanencia dentro de la organización y el estudio de las redes de información internas.

Conoce más sobre: ESTADÍSTICA Y CIENCIAS ACTUARIALES

Una vez analizadas dichas redes, planea y desarrolla un temprano control de amenazas, que casi siempre se dan por: Impagos de créditos por parte de asociados o clientes, deudas de la empresa, alzas o bajas en divisas nacionales e internacionales o pérdidas internas, debido a faltas cometidas por el personal.

No obstante, si dentro de tus planes futuros está formarte como profesional actuario, deberás establecerte a ti mismo metas previas que te permitan encauzarte desde ya, en esa realidad. Sin embargo, existen 5 habilidades determinantes para que te desenvuelvas de manera óptima ejerciendo esta profesión, por tal motivo te explicaré a cabalidad en qué consiste cada una de ellas:

  • Capacidad analítica: Como profesional actuario te distingues por realizar aportes significativos en pro de la investigación, a través de material de documentos y registros de antecedentes, que pudieran tener las organizaciones. Asimismo, buscas oportunamente salidas estratégicas, para cuidar que las amenazas financieras no sean el futuro talón de aquiles de ese lugar y promueves la  gestión de tácticas de inversión responsables, para tiempos venideros.
  • Conocimientos informáticos: Actualmente, con la implementación cada vez más fuerte de artefactos útiles para el desarrollo de este empleo, como los computadores, elementos software y programas, te capacitas para acceder tanto en las bases de datos como programar y descifrar, el mensaje técnico detrás de cada una de ellas. Igualmente, debes tener presente que manipularás de forma admirable, todas la aplicaciones o hojas de cálculo de microsoft o afines, para plasmar tus hallazgos y exponer tus alcances a través de fórmulas financieras, contables y gráficas, hacia los grupos de interés internos de la empresa.
  • Aptitudes comunicativas e interpersonales: El día a día de un actuario le exige relacionarse continua y efectivamente con diferentes actores, que intervienen en el progreso eficaz de su desempeño laboral, desde profesionales en contaduría, especialistas en programación de software, administradores de fondos hasta comerciantes del grupo empresarial. Por ende, como profesional en Ciencias Actuariales, tendrás la necesidad de compartir tus invenciones con otros, manifestando tus propias conclusiones sólidas y probatorias a través de datos netamente estadísticos e información fragmentada, de forma clara, con tu toque característico y espontáneo.
  • persona

    Habilidades matemáticas: Ahora bien, cabe resaltar que las matemáticas están presentes en la vida cotidiana de cualquier persona, inclusive para llevar un cálculo exacto de sus gastos mensuales. Sin embargo, para como profesional actuario, los números representan tu mayor fortaleza tanto para la realización de operaciones básicas como complejas, aunque en sobremanera la última, puesto que dicha profesión exige la noción cuantitativa de posibles riesgos y asimismo, dependiendo de la cantidad probable de estos, tomas la decisión de actuar con antelación para aminorarlos o erradicarlos de raíz, y no verlos manifestarse nunca dentro de la organización para no desestabilizarla.

  • Conocimientos sobre negocios y finanzas: De otra manera, es sabido que el experto en ciencias actuariales es generalmente requerido en empresas tanto financieras como de seguros, por lo tanto, el contacto empresarial se origina para comunicar los posibles inconvenientes que pudieran tener este tipo de organizaciones. No obstante, el actuario debe mantenerse en la posición de asesor que maneja un lenguaje financiero explícito, para coadyuvar evaluando y asesorando la rentabilidad de los planes de jubilación y de seguros ya establecidos en dichas compañías.

Mira también: Ciencias actuariales: te convertirán en un predictor de éxitos financieros

Ahora ya sabes, tu responsabilidad como actuario no solo radica en el análisis minucioso de información relevante en bases de datos, sino también, en cumplir con ciertas destrezas personales y profesionales que harán práctico y comprensible su desenvolvimiento, dentro de cualquier organización que requiera de su labor. Por consiguiente, esta orientación profesional es impartida en selectas instituciones mundiales, sin embargo, con el transcurrir del tiempo su reconocimiento será trascendental debido a la exitosa acogida que ha representado en países como Argentina, Estados Unidos y Nueva Zelanda. Así que ¡súmate al desafío de ser actuario!

Las 5 habilidades principales que todo actuario necesita:

Un actuario se especializa en evaluar las implicaciones financieras del riesgo y la incertidumbre, idear soluciones para reducir la probabilidad de eventos indeseables y disminuir las consecuencias negativas de tales eventos cuando ocurren.

Bitnami